Miles de personas se manifiestan en Washington mientras estallan los enfrentamientos.

Miles de partidarios del presidente Trump que protestaban por el resultado de las elecciones se manifestaron en Washington el sábado, obteniendo una breve invitado del propio presidente, en un día de manifestaciones ordenadas que se convirtieron en violencia a medida que avanzaba la incertidumbre.

La policía realizó 20 osadía, incluidos cuatro por cargos de armas, mientras los contramanifestantes y los partidarios de Trump se enfrentaron en las calles durante toda la incertidumbre. Una persona fue apuñalada, pero se desconocía su estado el sábado por la incertidumbre.

Sin retención, durante la maduro parte del día, la multitud estuvo bajo control, aunque bulliciosa, y muchos recibieron al presidente con aplausos y vítores cuando pasó en su caravana, saludando a través de la ventana mientras se dirigía a su club de golf privado en Sterling, Virginia. .

A primera hora de la tarde, los manifestantes se habían desplegado por varias cuadras más o menos de Freedom Plaza.

En Twitter, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, ofreció una valoración exagerada del evento, llamado Million MAGA March, alegando que un millón de seguidores habían resultado.

Las cuentas sobre el contorno sugirieron que su estimación estaba tremendamente exagerada.

“No es como el 4 de julio ni ausencia por el estilo”, dijo un oficial de policía que estaba estacionado cerca de Freedom Plaza en las calles 13 y G. Se negó a dar su nombre porque no estaba calificado a cuchichear con los medios de comunicación. «Pero sí», agregó, «hay una multitud allí».

Aunque escasearan los números, a la multitud no le faltó entusiasmo por el presidente ni indignación por las quejas que ha planteado en los últimos cuatro primaveras.

Zenaida Ochoa, de 46 primaveras, residente de Virginia originaria de Arizona, dijo que había estado «siguiendo a Trump desde que era pupila».

“No es consumado”, dijo la Sra. Ochoa, quien agregó que apoyaba a Trump en parte adecuado a sus políticas de inmigración.

La breve invitado de Trump el sábado se produjo un día luego de que se convocara a los dos últimos estados de la opción. El presidente electo Joseph R. Biden Jr. ganó Georgia para terminar con un total de 306 votos electorales, la misma cantidad que Trump ganó en 2016 y calificó de abrumador, y Trump ganó Carolina del Ideal, para un total de 232 votos electorales. votos.

Trump se ha inepto a concederle la carrera a Biden y continúa insistiendo falsamente en que habría rebaño si no fuera por lo que, según ha afirmado, eran irregularidades generalizadas en los votantes. (De hecho, los principales funcionarios electorales de todo el país han dicho que no hay evidencia de que el fraude u otras irregularidades hayan influido en el resultado).

Adicionalmente de la Marcha del Millón de MAGA, las manifestaciones de los fieles de Trump en Washington el sábado incluyeron un mitin Stop the Steal y un evento Women for Trump.

Los simpatizantes del presidente viajaron de todo el país para participar.

“Estoy asombrada”, dijo Rachel Williams, una trabajadora del condado de Jasper, Alabama, quien se subió a un automóvil con tres amigos a las 5:30 de la mañana del viernes para asistir a la marcha en Washington. «Me alienta que Estados Unidos no se vaya a echar».

La Sra. Williams dijo que no había habido fraude en su condado, registra votantes como parte de su trabajo, pero expresó sus sospechas sobre los resultados de las elecciones y sugirió que podría tener habido fraude en otros lugares. Un montón de funcionarios electorales federales, estatales y locales declaró rotundamente esta semana que la opción «fue la más segura en la historia de Estados Unidos» y que «no había evidencia» de que algún sistema de votación se hubiera conocido comprometido.

Aproximadamente al mediodía, los manifestantes comenzaron a marchar en dirección a el Capitolio, recorriendo Pennsylvania Avenue durante más de una hora, y volviendo a reunirse en el dominio más o menos del edificio del Capitolio y fuera de la Corte Suprema.

«Queremos que Trump sepa que amamos todo lo que hizo, especialmente para los hispanos», dijo Anthony Cabassa, de 33 primaveras, quien sostenía una bandera que decía «Desafiante».

“Nos despertó”, dijo Cabassa, que había llegado en avión desde Los Ángeles. «Tanto si estabas a la izquierda como a la derecha, despertó a mucha concurrencia».

Más tarde ese día, cuando muchos partidarios de Trump comenzaron a obtener a Union Station, más de 40 hombres que se identificaron como miembros de Proud Boys, una estructura extremista, comenzaron a marchar de regreso en dirección a Freedom Plaza.

Los hombres, vestidos de amarillo y irritado, levantaron los puños en el música y corearon «Trump 2020». Algunos llevaban chalecos balísticos.

A medida que avanzaba la incertidumbre, los videos en las redes sociales mostraban peleas a puñetazos, la policía trataba de amparar separados a los grupos. formando barricadas con sus bicicletasy manifestantes masificando cerca de Freedom Plaza, donde concurrencia encendió pequeños fuegos.

Por la incertidumbre, en el restaurante PJ Clarke’s cerca de la Casa Blanca, contramanifestantes arrojaron botellas y fuegos artificiales a un montón de partidarios de Trump. un reportero de USA Today dijo.

Poco antaño de las 9 pm, un montón de partidarios de Trump exterior de un hotel a menos de una milla de la Casa Blanca dijo que había estallado un altercado entre partidarios de Trump y otros a quienes describieron como antifa. Los informes noticiosos indicaron que un hombre había sido apuñalado y los agentes de policía que se encontraban en el división poco luego del incidente dijeron que no podían confirmar la compromiso de las heridas.

Algunos partidarios de Trump, parados frente al hotel Embassy Suites, dijeron que los dos grupos habían convergido en la cantón de la calle 10 y la avenida Nueva York en el noroeste de Washington.

Dijeron que el tumulto se había disuelto rápidamente luego de la intervención de la policía.

«Se podía percibir la intensidad», dijo Damien Courtney, de 24 primaveras, un partidario de Trump de Tennessee. «Fue agobiante».

A unas cuadras de distancia, cientos de partidarios de Trump portaban una gran bandera que decía «La vida garzo importa» con las palabras «Trump» y «Ley y orden». Momentos de tensión marcaron una manifestación por lo demás pacífica.

Poco antaño de la medianoche, el montón pasó por Black Lives Matter Plaza cerca de la Casa Blanca, mientras otros partidarios de Trump arrancaban varios carteles de Black Lives Matter de un edificio antaño de pisotearlos.

La policía dispersó rápidamente al montón, lo que enfureció a varios partidarios de Trump, quienes les gritaron a los oficiales y los llamaron «cobardes».

Tracey Gardner, de 54 primaveras, del meta del estado de Nueva York, dijo que la manifestación nocturna estaba destinada a expedir un mensaje de que Trump «sigue siendo nuestro presidente». Ella cree que Trump ganará la reelección, dijo, y agregó que cualquier pérdida podría atribuirse a los medios de comunicación. “Fox News se agotó”, dijo, refiriéndose a la osadía de la sujeción de gritar a Arizona por el Sr. Biden la incertidumbre de las elecciones.



Fuentes Consultadas

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*