Las noticias falsas dirigidas a los latinos van detrás de las elecciones

MIAMI – Las publicaciones proliferaron la perplejidad de las elecciones antaño de que se supiera nulo remotamente definitivo sobre los resultados de la carrera presidencial. “Robado”, repetían falsamente una y otra vez en gachupin: al presidente Trump le estaban robando una triunfo. Había vacada Arizona. George Soros estaba financiando violentos «disturbios antifa».

Los mensajes infundados de las redes sociales a los latinos que intentan deslegitimar la alternativa y los resultados de Joseph R. Biden Jr. circularon en ruta el martes por la perplejidad y hasta el miércoles, como parte de una campaña de desinformación para socavar la confianza de los latinos en la votación a medida que se desarrollaba.

Antiguamente del día de las elecciones, noticiero falsas en gachupin intentaron poner a los latinos en contra de Black Lives Matter y vincular a Biden con el socialismo, tácticas que, según los expertos, podrían deprimir el voto hispano. Ahora que se completó la votación, las falsedades desenfrenadas solo han atraído a un manifiesto más amplio, incluso entre inmigrantes menos familiarizados con las instituciones de la democracia estadounidense. La esencia de las falsedades es que la alternativa está «amañada» contra Trump.

«Estas narrativas de desinformación están ayudando a hundir al país aún más en el caos y la confusión», dijo Fadi Quran, director de Avaaz, una ordenamiento sin fines de ganancia que rastrea la desinformación. Llamó a las campañas de desinformación una «emergencia democrática». “Las comunidades más vulnerables del país están pagando el precio más stop”, dijo.

Durante semanas, funcionarios y expertos en seguridad electoral se prepararon para lo que se esperaba que fuera una alternativa empañada por la piratería y la desinformación. Se centraron en adversarios familiares en Rusia, que semanas antaño habían sido sorprendidos contratando personas en México y Venezuela para informar contenido de Instagram y Facebook.

Los funcionarios e investigadores estaban preocupados por la interferencia de Irán luego de que iraníes que se hacían sobrevenir por miembros del clan de extrema derecha Proud Boys amenazaron a los demócratas con no sufragar. El Unidad de Honestidad anunció el miércoles la matanza de docenas de sitios de propaganda iraníes dirigidos a estadounidenses. Y Microsoft y el Cyber ​​Command de Estados Unidos apuntaron por separado a la infraestructura de piratería de los ciberdelincuentes rusos en un esfuerzo por evitar los tipos de ataques de ransomware que podrían congelar los sistemas electorales.

Pero el martes, dieron un suspiro de alivio cuando el día de las elecciones pasó relativamente ilesos. Fue, dijo un funcionario de la despacho, solo otro martes en Internet.

Sin incautación, 24 horas luego, parecía que Facebook y Twitter podrían tener pasado por stop la avalancha de desinformación dirigida a los estadounidenses de acento hispana. Las cuentas en gachupin con una gran cantidad de seguidores decían falsamente que Trump se había asegurado una triunfo temprana, que las redes sociales estaban censurando su triunfo y que Biden estaba haciendo trampa.

Las cuentas de Twitter con muchos seguidores impulsaron una teoría de la conspiración desacreditada, adoptada por algunos conservadores estadounidenses prominentes, que los trabajadores electorales en el condado de Maricopa, Arizona, le habían hexaedro a los votantes de Trump bolígrafos que no podían ser detectados por los escáneres de boletas. Otros afirmaron que manifestantes armados financiados por el multimillonario Sr. Soros se estaban apoderando del Capitolio de Estados Unidos.

Para el miércoles, expertos en desinformación como Quran compararon la avalancha de desinformación en gachupin con una emergencia y pidieron a las plataformas de redes sociales que informaran retroactivamente a cualquier persona que interactuara con el contenido que las afirmaciones eran falsas.

El repercusión de la desinformación es enorme. En solo 24 horas, la desinformación en gachupin estaba generando un tráfico que eclipsó incluso la campaña de interferencia de la Agencia de Investigación de Internet de Rusia respaldada por el Kremlin hace cuatro abriles.

En Facebook, un video publicado en una cuenta colombiana de siete meses convocatoria Capacho en Vivo, con 40.000 seguidores, acusó a Twitter de censurar la triunfo de Trump y ya había sido gastado más de 500.000 veces, mucho más tráfico que los trolls rusos. generado con anuncios falsos de Black Lives Matter antaño de las elecciones de 2016.

Comercializada como una página de noticiero políticas y financieras globales, la cuenta colombiana impulsó las conspiraciones de QAnon, como la creencia infundada de que los principales demócratas son parte de una camarilla mundial de abusadores de niños satanistas. El lunes, la misma cuenta publicó un video editado y engañoso del Sr.Biden tocando niños, afirmando falsamente que era un «superdepredador». Para el miércoles, el video se había gastado unas 45.000 veces.

Otro influencer en gachupin, Ciro Gómez Leyva, que tiene más de dos millones de suscriptores de YouTube, publicó un video el martes por la perplejidad en el que afirmaba que 150 miembros de antifa estaban descendiendo sobre Washington con “máscaras de gas, armas y escudos”. Si proporcionadamente los manifestantes marcharon frente a la Casa Blanca, no hubo evidencia de que hubiera armas involucradas.

En el canal de YouTube en gachupin Campechaneando, un presentador advirtió a los espectadores que no creyeran la mensaje de que Biden había superado a Trump en el recuento del Colegio Electoral. Unas 160.000 personas habían gastado el video el miércoles.

En otro canal en gachupin, Informativo G24, con más de 500.000 suscriptores, los anfitriones compararon a los demócratas con los nazis el martes. El video fue gastado unas 350.000 veces.

En Miami, un software de radiodifusión en gachupin, “Cada Tarde con Carinés Moncada y Agustín Acosta”, promovió afirmaciones desacreditadas el martes por la perplejidad de que los observadores electorales republicanos no podían observar los lugares de votación en Pensilvania.

En septiembre, uno de los coanfitriones del software, Carinés A. Moncada, había promovido una teoría de la conspiración de que un cofundador de Black Lives Matter estaba involucrado en la adoración al diablo.

Es difícil, si no inverosímil, memorizar cuánto influyeron las afirmaciones falsas en los votantes latinos antaño del día de las elecciones. Pero el centro de gran parte de esa desinformación fue el sur de Florida, hogar de una comunidad diversa de latinos, muchos de los cuales huyeron de regímenes autoritarios de izquierda y son receptivos a los mensajes sobre el socialismo.

Cuando llegaron los resultados del condado de Miami-Dade el martes, Trump superó las expectativas. El sólido apoyo de los votantes hispanos lo ayudó a obtener Florida fácilmente y permitió a los republicanos cambiar dos escaños del Congreso en el estado.

Juan Pablo Salas, un analista político colombiano en Sarasota, Florida, dijo que le preocupaba que la desinformación que involucraba a Bogotá, Miami y Washington pudiera ser un esfuerzo coordinado entre los intereses de la derecha en Colombia y Estados Unidos, “para convertir esencialmente a nuestros comunidad en la punta de pica de la ofensa de la extrema derecha ”.

“Han invertido mucho capital para convertir el sur de la Florida en un bastión de campaña”, dijo Salas sobre el Partido Republicano y el partido del ex presidente Álvaro Uribe de Colombia, quien es cercano a muchos republicanos de Miami.

El martes por la perplejidad, Eduardo A. Gamarra, profesor de ciencias políticas de la Universidad Internacional de Florida, acordó analizar la alternativa en NTN24, una cautiverio de noticiero de televisión con sede en Colombia. Se encontró en el corriente debatiendo con Omar Favor Escobar, un exrepresentante de las Naciones Unidas conocido por, entre otras afirmaciones falsas, opinar que Soros controla el Partido Demócrata, un tropo antisemita acogido por QAnon.

El Dr. Gamarra dijo que rechazó las afirmaciones infundadas de fraude electoral de Favor Escobar y luego telefoneó a la cautiverio una vez concluida la entrevista.

“Le dije: ‘No me vuelvas a hacer eso nunca más. Investiga los historial de tus invitados ‘”, dijo. «Esto es valeverguista».

Un productor del software no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el miércoles.

Evelyn Pérez-Verdía, estratega de asuntos latinos demócratas en el sur de Florida, dijo que pasó cuatro horas el martes tratando de desacreditar afirmaciones falsas en la radiodifusión en gachupin de que Biden, un moderado, era un radical de izquierda.

“Los republicanos lo llamaron socialista, en esas cuatro horas, 20 veces”, dijo. “Y un radical cinco veces, y un castrochavista” -en remisión a Fidel Castro de Cuba y Hugo Chávez de Venezuela- “tres veces. Repite una mentira y repítela hasta que se convierta en la verdad «.

Patricia Mazzei informó desde Miami y Nicole Perlroth desde San Francisco.

Fuentes Consultadas

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*